Noticias

Sostenibilidad, desarrollo y DDHH van de la mano para lograr una acción climática

El 25 de enero de este año, se realizó el seminario Acción Climática, Agua y Salud, organizado por INVESP y la Fundación Tierra Viva, en alianza con Sinergia, en el que participaron conferencistas nacionales e internacionales y se presentaron los avances en el país del proyecto de cosechas de agua

Por Mabel Sarmiento Garmendia

El 7mo, informe de seguimiento y cumplimiento a la Agenda 2030, presentado durante el último cuatrimestre de 2023, señala 27 recomendaciones relacionadas con la acción climática, el agua y la salud.

Así lo dio a conocer Luisa Rodríguez Táriba, presidenta de la Red Sinergia, quien participó en el seminario internacional Acción climática, agua y salud, planificado por las organizaciones INVESP y la Fundación Tierra Viva, en el marco del cierre del proyecto cambio climático, gestión de aguas y control de enfermedades de origen hídrico, financiado por la Unión Europea (UE). 

Táriba explicó que Sinergia desde 2015 ha venido trabajando y haciendo seguimiento a la Agenda 2030. Desde 2021, participa en la red Forus, red global de plataformas nacionales de ong y coaliciones regionales que realiza seguimiento e incidencia en la Agenda 2030.

En 2023, promovió el espacio de articulación Alianza para el Desarrollo en el que están participando organizaciones como Clima21, Acción Campesina, Ateneo Ecológico, Cepaz, OGCD, IPYS, FIPAN, REDHNNA, Fundación Tierra Viva, INVESP, REDSOC.

Y con respecto al 7mo. informe de seguimiento, resumió los resultados a medio término: 95 metas sin avance, 26 con avance limitado, una con avance parcial, nueve con avances, nueve  sin información precisa para calificar, 29 no están examinadas, todo eso del total de 169 metas que engloban los 17 objetivos de desarrollo sostenible (ODS).

De los ODS, citó el 3 relativo a bienestar y salud, el 4 que tiene que ver con agua limpia y saneamiento, el 7 relacionado con energía asequible y no contaminante, el 13 que habla de la acción por el clima, el 14 sobre la vida submarina y el 15 que refiere a la vida de ecosistemas terrestres; sobre los que se hicieron las 27 recomendaciones.

Entre ellas, incrementar los esfuerzos para garantizar el acceso permanente y de calidad del agua potable, en función del estándar mundial de tratamiento establecido para los sectores de la sociedad; desarrollar un programa nacional sobre el manejo correcto y tratamiento de las servidas y el mantenimiento de redes sanitarias (domésticas, comerciales e industriales) y plantas de tratamiento en todo el territorio venezolano. 

Y se exhorta, comentó, al Estado venezolano a establecer un Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático, fundamentado en políticas de ordenamiento del territorio, gestión de riesgos, con un enfoque participativo, en un marco de derechos humanos;  a impulsar acciones que favorezcan la prevención y la capacidad de identificación y gestión de los riesgos relacionados con el clima y los desastres naturales en el país y a desarrollar un Plan Nacional de Cambio Climático y sus efectos en Venezuela.

Rodríguez Táriba aprovechó el espacio para invitar a las organizaciones de la sociedad civil a sumar más datos y documentación al informe de seguimiento. “No queremos dejar a nadie atrás, pues los 17 ODS apuntan a hacer realidad los derechos humanos de todos”.

Cosechas de agua 

Para comprender la relación que hay entre el clima, el agua y la salud se llevó a cabo el seminario Acción Climática, Agua y Salud, en el que el foco primordial fue el tema de las las cosechas de lluvia, como sistema de suministro alterno que ofrece muchas ventajas y beneficios, como bajos impactos en el medio natural, menos costos de tratamiento para el consumo humano, reducidas inversiones de instalación, facilidades de mantenimiento, además contribuyen a disminuir el riesgo de enfermedades transmitidas por mosquitos y son instrumentos para la educación y formación ambiental. 

Las cosechas de agua, desde hace cuatro años, se están desarrollando en los municipios Andrés Bello (Táchira), Colonia Tovar (Aragua), Cruz Salmerón Acosta (Sucre), El Hatillo (Miranda), Maneiro (Nueva Esparta), San Diego (Carabobo) y Santa Rita (Zulia), a través de una superficie de captación y un tanque. El mecanismo está siendo aprovechado por escuelas, centros de salud y espacios.

Durante el seminario, se evaluaron los principales retos de Venezuela en el marco internacional, para atender la relación de adaptación al cambio climático, gestión en aguas y la prevención y control de enfermedades de origen hídrico en el marco de la emergencia humanitaria compleja y el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Además de Rodríguez Táriba, el nutrido panel de expertos estuvo confdormado por por Manuel Gómez (Cesap y Acción Campesina Acceso); Ana Paula Mejorada (Isla Urbana, México); Elías Sayegh (alcalde del municipio El Hatillo); Ingrid Márquez (Grupo Clima Agua Salud-UCV); María Eugenia Grillet (Instituto de Zoología y Ecología Tropical-UCV); Feliciano Reyna (Acción Solidaria); Deborah Van Berkel (Ideas por la Democracia); Alejandro Álvarez (Clima 21); Laura Santacoloma (Dejusticia-Colombia); Verónica Flores (Fundación Tierra Viva) y Braulio Dïaz (Brasil).

Las alianzas y la cooperación fueron temas abordados a lo largo del seminario que duró cerca de siete horas y en él estuvieron como moderadores Antonio De Lisio (INVESP), Alejandro Luy (Tierra Viva) Gladys Rodríguez (Cedisuc), Rosa Elena Acevedo (Uniandes) y Luis Pérez (Un Nuevo Amanecer). 

En medio de las las ponencias, el alcalde del municipio El Hatillo (Miranda), Elías Sayegh, firmó el Pacto Global de Alcaldes por el Clima y la Energía, convirtiéndose en el segundo gobierno local en Venezuela en formar alianzas para establecer estrategias que mitiguen los impactos del cambio climático.  El primero en suscribir estos acuerdos fue el alcalde de Maneiro, Nueva Esparta.