Noticias

Cumbre mundial por los ODS

 

145 Jefes de Estado y de Gobierno y Ministros, así como representantes de organizaciones intergubernamentales, el sistema de las Naciones Unidas y las partes interesadas, consideraron que los avances en materia de desarrollo se están revirtiendo

“Los ODS no son solo una lista de objetivos. Son portadores de las esperanzas, los sueños, los derechos y las expectativas de las personas de todo el mundo”.

Esa frase la dijo el secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), António Guterres, el pasado 18 de septiembre en Nueva York durante el inicio del Foro de Alto Nivel, donde comentó que ha llegado el momento de poner en marcha un plan mundial para salvar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), los cuales se encuentran muy retrasados, a medio camino de la fecha límite de 2030.

“Cada uno de los 17 objetivos contiene metas, 169 en total, pero actualmente sólo el 15 % está en camino, mientras que muchos van en sentido contrario”, advirtió el secretario general de la ONU, António Guterres.

Esta Cumbre marcó el ecuador del plazo fijado para alcanzar la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Se espera que reavive un sentimiento de esperanza, optimismo y entusiasmo por la Agenda 2030.

En ella se revisó el estado de la implementación de los ODS, se brindó orientación política, se movilizaron acciones para acelerar la implementación y se consideraron desafíos adicionales a los planteados en 2015, año cuando la asamblea de líderes prometió no dejar a nadie atrás.

Estos desafíos los plantearon precisamente por eldeterioro de indicadores sociales, económicos y ambientales claves.

145 Jefes de Estado y de Gobierno y Ministros, así como representantes de organizaciones intergubernamentales, el sistema de las Naciones Unidas y las partes interesadas, consideraron que los avances en materia de desarrollo se están revirtiendo debido a los impactos combinados de los desastres climáticos, los conflictos, la recesión económica y los efectos persistentes del COVID-19.

Por su parte, el presidente de la Asamblea General de la ONU, Dennis Francis, señaló que, a pesar de los compromisos, 1.200 millones de personas todavía vivían en la pobreza en 2022, y aproximadamente el 8 % de la población mundial, o 680 millones de personas, seguirán enfrentando hambre al final de la década. “La comunidad internacional no puede aceptar estas cifras”, afirmó.

“Con una acción concertada y ambiciosa, todavía es posible que, para 2030, podamos sacar de la pobreza a 124 millones de personas más y garantizar que unos 113 millones menos de personas estén desnutridas”, afirmó.

Declaración política

En el Foro de Alto Nivel, que se desarrolló en la sede de la ONU, los líderes mundiales adoptaron una declaración política con el objetivo de acelerar la acción para lograr los 17 ODS que buscan impulsar la prosperidad económica y el bienestar de todas las personas, a la vez que protegen el medio ambiente.

La declaración política “puede cambiar las reglas del juego para acelerar el progreso de los ODS”, dijo Francis.

Incluye un compromiso de financiación para los países en desarrollo y un apoyo claro a su propuesta de un estímulo para los ODS de al menos 500.000 millones de dólares anuales, así como un mecanismo eficaz de alivio de la deuda.

Además, pide cambiar el modelo de negocios de los bancos multilaterales de desarrollo para ofrecer financiamiento privado a tasas más asequibles para los países en desarrollo, y respalda la reforma de la arquitectura financiera internacional que ha calificado de “obsoleta, disfuncional e injusta”.

Millones siguen pasando hambre

El jefe de la ONU destacó la necesidad de actuar en seis áreas críticas, comenzando por abordar el hambre, que calificó como “una mancha espantosa en la humanidad y una violación épica de los derechos humanos”.

“Es una acusación para cada uno de nosotros que millones de personas pasen hambre hoy en día”, añadió.