Noticias

Convite avanza en la implementación de proyectos humanitarios

 

La población asistida, desde mayo de 2021 a la fecha, es de 18.613 personas, entre ellas 1987 ubicadas en comunidades indígenas; también desarrolla un programa cuyo impacto es mejorar la seguridad nutricional con asistencia en el suministro de agua y saneamiento e higiene.

Luis Francisco Cabezas, director ejecutivo de la organización Convite, ofreció un balance de la gestión de 2022 y adelantó algunos proyectos venideros, no sin antes hablar del seguimiento al comportamiento de las muertes violentas de personas mayores en Venezuela, reporte que levanta del monitoreo de medios digitales.

Mencionó que, en un período de 12 meses, a 300 personas mayores se les violó su integridad y derecho a la vida. 

Ese es uno de los hallazgos que mostró, recientemente, la organización Convite en su informe anual de victimización: Vejez en riesgo, el cual fue de nuevo reportado en una reunión con representantes de medios de comunicación a propósito del Día del Periodista, el pasado 27 de junio.

En el evento con los comunicadores destacó que han hecho público 12 boletines mensuales del Índice de Escasez de medicamentos esenciales, datos que se han convertido en una referencia informativa confiable, dijo, pues sus resultados han sido una evidencia incontrovertible del diagnóstico de la emergencia humanitaria compleja que enfrenta el país.

De igual manera, informó que durante ese año se sacaron  12 reportes del Sistema Alternativo de Monitoreo Epidemiológico (Same). Con ello hacen el reporte de la situación epidemiológica de las enfermedades transmisibles de notificación obligatoria de nueve estados del país: Anzoátegui, Apure, Distrito Capital, Guárico, Mérida, Sucre, Táchira y Zulia.

En los estados monitoreados se han encontrado, con bajo diagnóstico clínico, enfermedades como difteria, fiebre amarilla, tuberculosis, VPH, entre otras.

Pero Convite no se queda en el diagnóstico, pues tiene una serie de proyectos de asistencia multisectorial para grupos vulnerados. La población beneficiada, desde mayo de 2021 a la fecha, es de 18.613 personas, entre ellas 1987 ubicadas en comunidades indígenas; también hay uno cuyo impacto es mejorar la seguridad nutricional con apoyo en el suministro de agua y saneamiento e higiene.

Muchas de estas ejecuciones en los sitios se realizan con alianzas tanto de organizaciones locales como internacionales.