Noticias

¿Venezuela se calienta?, dos expertos hablan sobre el impacto del cambio climático

Este 7 de junio, durante más de una hora, Yazenia Frontado y Alejandro Luy alertaron que el cambio climático es una consecuencia del calentamiento global.

En el marco del Día Mundial del Ambiente, este 5 de junio, la Red Sinergia abrió un espacio para hablar de las causas y del impacto del cambio climático. Yazenia Frontado, del departamento de Construcción y Desarrollo Sustentable de la Universidad Metropolitana y del Proyecto Ávila; y Alejandro Luy, biólogo y gerente general de la organización Tierra Viva, de una forma muy pedagógica explicaron que Venezuela se calentará más, será un país con menos lluvias y con más incendios.

Este 7 de junio, durante más de una hora los expertos alertaron que el cambio climático es una consecuencia del calentamiento global, y señalaron algunas estrategias que se adelantan desde la sociedad civil.

Frontado definió calentamiento global como el incremento promedio en temperatura atmosférica cerca de la superficie terrestre y tropósfera, que contribuye en los cambios de patrones del clima en el ámbito mundial.

“En parte ocurre como resultado de las emisiones de gases efecto invernadero, que actúan de similar al techo de vidrio de un invernadero, atrapando el calor y calentando el planeta”.

Para la especialista el cambio de clima es atribuido, directa o indirectamente, a la actividad humana que altera la composición de la atmósfera mundial y que se suma a la variabilidad natural del clima observada durante períodos de tiempo comparables.

Desde la revolución industrial la temperatura de la tierra se ha incrementado, aceleradamente, por el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero, y por actividades humanas como la quema de combustible fósiles y la reducción y desforestación de bosques, para distintos usos del suelo”.

Frontado, quien es ingeniera química, destacó que los trópicos perdieron el equivalente a 10 campos de fútbol de bosque primario por minuto durante el 2021, liberando 2500 millones de toneladas métricas de gases de efecto invernadero.

Citó que Brasil figura en la lista de los 10 países con la mayor pérdida de bosques. Y, en el caso de Venezuela, alertó que es el primer país en la región y en el mundo en perder los glaciares tropicales, ubicados en Mérida.

“Todas las consecuencias del cambio climático tienen incidencia en la sustentabilidad y se necesita la participación de todos para poder buscar respuestas. Esta situación afecta además el Producto Interno Bruto (PIB), provoca enfermedades y aumenta la pobreza”.

Impacto en el planeta

Sobre las enfermedades, el biólogo Alejandro Luy destacó que el incremento de la temperatura producto del cambio climático ha contribuido con la expansión poblacional del mosquito transmisor del dengue, aumentando el riego de contraer la patología.

Para el investigador, este problema tiene o tendrá efectos directos en temas tan diversos como la como la agricultura, las migraciones, el turismo y, como ya dijo, sobre la salud.

Las altas temperaturas afectarán la producción agrícola y ganadera, así como la calidad de vida de los habitantes de Falcón y Zulia. Aumentará el nivel del agua en el Delta del Orinoco y en áreas costeras. Será menores las lluvias al sur del Orinoco”.

Luy también se refirió a que el último glaciar de Venezuela, ubicado en el pico Humboldt en Mérida, podría desaparecer.

Comentó que el Estado venezolano tiene “deberes formales” establecidos en la Convención contra el Cambio Climático (1994); el Acuerdo de París, ratificado en 2017 e, igualmente, es representante ante el Fondo Verde para el clima.

Y desde la sociedad civil organizada, mencionó hay muchas iniciativas vinculadas a mitigar el cambio climático, las cuales pasan por la formación e información de cómo se está afectando el planeta.

Este espacio de información que ofreció Sinergia a sus asociadas y al público en general, este miércoles 7 de junio, se enmarca dentro de los propósitos que, desde 2015, viene adelantando en pro de los Objetivos del Milenio y ahora con la Agenda 2030, relativa a los objetivos de desarrollo sostenibles.