Entorno

Feliciano Reyna: Es urgente que se movilicen fondos suficientes para el acuerdo social

El presidente de Acción Solidaria, activista y defensor de derechos humanos, Feliciano Reyna, espera que los mecanismos de protección para el fondo del acuerdo social, que finalmente fueron acordados con Estados Unidos, permitan que la población venezolana más vulnerable reciba asistencia humanitaria de forma perentoria.

“Esto tiene que ver mucho con las negociaciones de México. Es una señal de que las conversaciones no se han parado, que hay personas comprometidas que siguen empujando para que estos acuerdos tengan lugar”, declaró a Efecto Cocuyo tras conocer la noticia, este viernes 19 de mayo.

El gobierno de EE. UU. ha asegurado a las Naciones Unidas que las contribuciones a su fondo humanitario para Venezuela estarán a salvo de incautaciones por parte de acreedores.

Reyna considera que es urgente que se movilicen fondos suficientes para atender áreas priorizadas por el acuerdo que se firmó en noviembre de 2022.

¿Cuál es el impacto de la decisión de EEUU de dar luz verde al fondo para el acuerdo social?

Imagino que unas garantías de protección van a hacer que efectivamente los recursos puedan ir al fondo social que estaría administrado por la ONU. Es urgente que se muevan esos recursos y que no sean limitados, que se trate de  fondos suficientes para empezar a hacerle frente a problemas muy graves que están afectando a la población en materia de salud; hay unas prioridades de alimentación, de nutrición y en términos de servicios públicos, por eso no podemos pensar que se trate de una liberación de recursos que no sean cuantiosos.

Entiendo que hay un papel fundamental que tienen que jugar el gobierno (de Nicolás Maduro) y la Plataforma Unitaria porque lo que entiendo es que el gobierno tiene que hacer la solicitud de los recursos que están en cuentas en Francia, Portugal y Reino Unido y tiene que contar con el visto bueno de la plataforma. Ojalá que de manera perentoria todo esto que hace que los recursos puedan fluir tenga lugar, es lo que hemos pedido desde hace tiempo.

¿Cómo se logró, después de más cinco meses, concretar este paso para que inicie finalmente la implementación del acuerdo?

Aquí hay una cosa muy importante y es que a veces uno se impacienta y quiere saber más sobre las cosas que van ocurriendo. Uno puede imaginar que para llegar aquí se dieron conversaciones previas que no son públicas, pero que no paran de hacerse, esto tiene mucho que ver con las negociaciones en México. Al final esto demuestra que hay personas comprometidas que siguen empujando para que estos acuerdos tengan lugar. Es una señal de que estas conversaciones no han parado.

Nosotros también somos parte de todo un espacio de organizaciones y personas que han estado empujando para que estos acuerdo sociales avancen, independientemente de las dificultades clarísimas que hay en el conflicto político. Es una muy buena noticia, esperemos que se concrete y no solo empiece a rendirse cuentas sobre el uso del fondo social sino que sean en cantidades suficientes para que su impacto lo pueda percibir la población.

¿Un punto de inflexión fue la cumbre de Petro, por ejemplo?

No sabría decirte si es el elemento que hace que finalmente avance, pero al final todo abona, lo que vaya haciéndose en términos de interlocución sobre todo. Sabemos, además, que si dentro de Venezuela no podemos dar respuesta a la población siempre hay esta posibilidad de que un número importante de personas, que no tiene como hacerle frente a sus necesidades, sientan que se tienen que ir y eso tiene su impacto en Colombia y en otros países. Probablemente algo se haya tocado sobre la necesidad de responder a la población venezolana y que las personas no se sientan obligadas a salir de Venezuela para poder sobrevivir.

Por otro lado, también creo que es importante que los acuerdos de naturaleza política se vayan tocando en otros terrenos y que lo social pueda avanzar por una vía propia.

¿Cuáles son los obstáculos técnicos que retrasan la ejecución del acuerdo?

Al final uno imagina que para que haya un fondo de la ONU que maneje recursos que no son de cooperación internacional sino que provienen de un proceso de naturaleza política se requiere ser cuidadoso, pero al mismo tiempo también entiendo que ha habido otros de este tipo.

Igualmente, cuando se hace inversión en este tipo de necesidades que tienen una naturaleza humanitaria, existe una plataforma a través de la cual puedes ver los datos de los países que reciben fondos de cooperación que es el sistema del seguimiento de financiamiento humanitario. Es decir, existen los mecanismos para la recepción de los fondos y la rendición de cuentas.

En el país también las organizaciones hemos ido desarrollando capacidades para ser actores de importancia en la implementación, por lo menos de parte de los acuerdos, en algunas áreas en las que venimos trabajando de la mano del sistema de la ONU. Entonces, puede ser algo que tenga un importante impacto sobre la población si los recursos que se mueven son de una envergadura apropiada.

¿Cuáles deben ser las áreas prioritarias?

Como esto ya tiene tiempo conversándose y existe en el país lo que se llama el plan de respuesta humanitaria, si uno lo mira desde el punto de vista de los órganos que han venido haciendo la inversión, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) tiene las prioridades ya determinadas; por ejemplo, se ha hablado de un plan de vacunación nacional que es importantísimo. Hay áreas de infraestructura que también van a recibir este apoyo. En lo que se refiere a la alimentación, el Programa Mundial de Alimentos viene haciendo su propio despliegue de trabajo. Para el área del sistema eléctrico se ha planteado un apoyo.

Lo que sí es importante es que sea posible empezar a ver algún resultado con un manejo de expectativas cuidadoso porque, al final, hace falta mucho más para que haya una recuperación de capacidades en salud y en otras áreas. A lo mejor alguien dirá ´no estoy viendo llegar la ayuda en mi hospital´, por eso digo que se necesita mucho más (recursos), pero por lo menos que empiece a verse que hay respuesta en áreas prioritarias sería importantísimo.

¿Por qué este acuerdo es un paso celebrado por la sociedad civil?, usted calificaba el acuerdo como una “tregua”.

Tiene sus implicaciones políticas, es poder decirle a la población venezolana que, por las personas en necesidad, en medio de un conflicto político fuerte, es posible ponerse de acuerdo y poner en primer lugar a las personas, esto es esencial. Ojalá este ponerse de acuerdo también sirva para que en otros temas que son más de esa área política se entienda que es posible llegar a acuerdos porque es la única manera de que la vida de las personas empiece a tener algún piso de normalidad. Esto implica escrutinio en derechos humanos, recomendaciones, exigencias.

Hemos visto esta semana todo el proceso del comité para la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, el papel que están teniendo las organizaciones de mujeres para poner de relieve los impactos diferenciados en ellas. Se trata de que se vayan dando certezas de que es posible ponerse de acuerdo teniendo a la población como foco principal, eso sería señal sumamente importante.

Fuente: efectococuyo.com