Venezuela en marcha hacia un nuevo propósito

Ayer jueves 04 de marzo, la Comunidad B de Venezuela realizó el evento #PropósitoVenezuela: opciones para una economía de Impacto en Venezuela, en cuyo marco se presentó el Ebook “Opciones para una economía de Impacto en Venezuela. A la búsqueda de capacidades y posibilidades”

Este E-Book ha sido elaborado por Guayana Páez-Acosta, Carlos Delgado Flores, Loraine Giraud Herrera, Edwin Ojeda González, Félix Ríos Álvarez y editado por Comunidad B Venezuela, Athena Lab for Social Change, Sistema B, con el apoyo de IDRC-Centro Internacional de Investigaciones para el Desarrollo, Canadá, y Centro para los Objetivos de Desarrollo Sostenible – CODS de Universidad de Los Andes.

El E-book “Opciones para una economía de Impacto en Venezuela” recoge los resultados de la investigación del mismo nombre, realizada entre junio y septiembre 2020.
Es el primero que produce la Comunidad B de Venezuela. Bajo la conducción de Aymara Lorenzo, Comunicarte Media, los autores intercambiaron con cinco comentaristas de excepción en torno a cinco preguntas que resumen las principales dimensiones de la investigación:

Así pues, ¿Qué es una economía de impacto? Fue la temática abordada por Juan Carlos Sánchez, del Grupo de Expertos de Cambio Climático de Naciones Unidas y por Loraine Giraud Herrar; ¿Qué elementos hay en el ecosistema de emprendimiento venezolano que pueden ser útiles para construir una economía de impacto? contó con las consideraciones de Amaru Liendo, presidente del Dividendo Voluntario para la Comunidad junto, con Félix Ríos Álvarez; ¿Qué hacer para co-crear en Venezuela una economía de impacto? Fue el aspecto abordado por Lisbeth Sánchez, consultora internacional en emprendimiento e innovación, y por Carlos Delgado Flores; ¿Hay una Comunidad en Venezuela para promover la economía de impacto? Fue cuestión respondida por Mariángel Molina, CEO de Leather Heart (primera Empresa venezolana con la Certificación B) y por Edwin Ojeda González; y, ¿Hay un movimiento global para dar apoyo a este esfuerzo? Fue el asunto respondido por Marcel Fucayama, director ejecutivo de Sistema B Internacional, y por Guayana Páez-Acosta.

Asimismo, el evento contó con la participación de Carolina Robino, representante del Centro Internacional de Investigación para el Desarrollo de Canadá (IUDRC) y revisora de la publicación, quien valoró este esfuerzo de investigación, en la perspectiva de la agenda de trabajo del Centro.

A la búsqueda de capacidades y posibilidades

De acuerdo con Carlos Delgado Flores, multiplicador B y miembro de la Comunidad B de Venezuela: “El evento destacó diversos aspectos de la investigación, que están alineados a una visión amplia y compartida, a construir mediante una agenda estratégica y de investigación a construir con la participación de todos los que se sientan ganados, dentro y fuera del territorio. La visión amplia cubre seis aspectos: 1) Una comprensión compartida
sobre el desarrollo sostenible y la nueva economía global y local para Venezuela; 2) Una nueva cultura del trabajo, basada en la innovación de sus ciudadanos; 3) Una estrategia de marca país, con productos de exportación de venezolanos dentro y fuera del territorio; 4) Una estrategia de cooperación con una diversidad de modalidades (ej. inversión de impacto, fondos multicooperantes, donantes individuales y diáspora) con mecanismos financieros y no financieros, organizados en torno a un esfuerzo que aporte el capital necesario para la reactivación económica; 5) Nuevos marcos regulatorios y políticas públicas que apoyen el ejercicio del emprendimiento, al empresario y a la gestión de los entes formadores, en los diferentes ámbitos de acción; 6) Una Venezuela próspera que genera bienestar para sus ciudadanos, en la ciudad y el campo, que es inclusiva y solidaria”.

“Vale recordar que la economía de impacto es un sistema económico o proceso que busca beneficiar a la sociedad, donde cada uno de los agentes y/o actores que integran este sistema, están orientados a dar soluciones efectivas, justas, eficientes y sostenibles a los problemas sociales y ambientales de nuestra sociedad, generando impactos
socioambientales y económicos positivos, así como un equilibrio entre la rentabilidad financiera, creación y distribución de la riqueza, inclusión, equidad y sostenibilidad, según la definición aportada por la investigación”, sostuvo Delgado Flores

Por su parte, para Guayana Páez-Acosta, Fundadora y Directora Ejecutiva de Athena-Lab for Social Change e Impulsora de la de Venezuela: “Todo este esfuerzo se fundamenta en que la economía de impacto representa una oportunidad de futuro para Venezuela. El país no podrá regresar a una economía de base petrolera, entre otras razones, porque el extractivismo y el uso de combustibles fósiles para generar energía está siendo superado a
nivel global por otras fuentes de energía que no depredan ecosistemas, empobrecen nuestra tierra y nuestra gente

La Comunidad B Venezuela es inclusiva y plural, con la misión de trabajar en una cultura al servicio del bien común, que genera impacto positivo social, ambiental y económico. Una comunidad diversa, que construye confianza, convergencia de intereses y sentido de pertenencia para transformar positivamente al país, a través de herramientas, formas innovadoras de trabajar, alianzas, una red latinoamericana y global y la riqueza del conocimiento y las prácticas locales. Todos los venezolanos, con visión hacia la sostenibilidad, compromiso y trabajo, podemos contribuir a una economía de impacto y traer al centro el #PropósitoVenezuela", puntualizó Páez.Acosta para informar que pronto vendrán nuevas iniciativas desde esta Comunidad.

Interesados en obtener este Ebook de modo gratuito, pueden descargarlo desde este enlace: “Opciones para una Economía de Impacto. A la búsqueda de Capacidades y Posibilidades”: https://bit.ly/Ebook_EconomiaDeImpactoVzla y también pueden mantenerse informados de próximas actividades a través en su cuenta en Instagram @comunidadbvzla.

Share
Share