Informe Anual 2019 | Violaciones a la libertad personal aumentaron 147% con 2744 presuntas víctimas

“Nadie podrá ser arbitrariamente detenido, preso ni desterrado” Artículo 9, Declaración Universal de los Derechos Humanos.

En el 2019 Provea registró un aumento de 147% de violaciones al derecho a la libertad personal, con un total de 2.744 presuntas víctimas, un incremento con respecto al 2018 y una disminución de 66% del promedio anual de los últimos 29 años registrados en los informes anuales de la organización. Al menos el 89% de estas detenciones, unas 2.451 víctimas, están vinculadas con manifestaciones de carácter político, reclamos por servicios públicos y exigencias salariales.

Derecho a la libertad personal

La libertad personal es inviolable; en consecuencia: 1. Ninguna persona puede ser arrestada o detenida sino en virtud de una orden judicial, a menos que sea sorprendida infraganti. En este caso, será llevada ante una autoridad judicial en un tiempo no mayor de cuarenta y ocho horas a partir del momento de la detención. Será juzgada en libertad, excepto por las razones determinadas por la ley y apreciadas por el juez o jueza de cada caso. (…) Artículo 44 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela

Durante este período de tiempo, 1.957 personas fueron detenidas masivamente, lo que constituye el 71% del total de las presuntas violaciones a la libertad personal del 2019. Estas cifras son un aumento del 171% respecto a las personas detenidas masivamente en el 2018, y una disminución del 82% sobre el promedio general de detenciones masivas registradas desde 1999. Esta “bajada” no significa una mejora de los derechos civiles, el resultado puede estar asociado con otras formas de violencia institucional, el desplazamiento del interés de los medios de comunicación (nuestra principal fuente de información), y la disminución de la población en al menos 13% debido al éxodo de venezolanos durante los últimos años.

¿Qué es una detención masiva? Son los casos en que son detenidas más de 10 personas en un mismo evento. Ocurren operativos policiales o militares de seguridad ciudadana o de manifestaciones, en los que la discrecionalidad y arbitrariedad de los funcionarios aumenta, o los motivos de detención usualmente no encuentran justificación legal.

Las detenciones colectivas también aumentaron respecto al 2018 con 116%, y 282% contra el promedio general de los últimos 10 años. De las 2.744 víctimas registradas, solo 91 (3,3%) corresponden a detenciones individuales, un incremento de 49% de estas detenciones contra el 2018.

¿Qué es una detención colectiva? Casos en donde son detenidas entre 2 y 10 personas en un mismo evento.

Las detenciones en manifestaciones no pararon de aumentar para el 2019 con un total de 2.451 detenidos, incrementándose 481% respecto al 2018, 102 menos que en el 2017, cuando ocurrieron protestas masivas en toda Venezuela. Esta cifra representa un incremento de 297% sobre el promedio general de los últimos 29 años. Durante el 2019 hubo más manifestaciones que en 2014, 2017 y 2018, caracterizados por grandes protestas nacionales.

Imagen de manifestación registrada en el 2019.

Según nuestro Informe Anual 2019, durante el año de estudio las violaciones a la libertad personal estuvieron enfocadas principalmente en manifestaciones callejeras (89%) y fueron de carácter masivo (71%). Las cifras disponibles sugieren que las detenciones masivas en las barriadas populares durante los últimos cuatro años vienen siendo sustituidas por intervenciones institucionales más intensas, selectivas y mortales. Los datos reflejan que en los barrios populares la victimización por la acción policial ha mantenido su letalidad.

Caso Capitán Rafael Acosta Arévalo

Capitán de Corbeta, Rafael Acosta Arévalo.

En 2019 Venezuela conoció la desaparición forzada y posterior muerte por torturas del Capitán de Corbeta Rafael Ramón Acosta Arévalo, quien se encontraba bajo custodia de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM). Rafael fue un militar venezolano con el rango de capitán de corbeta de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, víctima de una desaparición forzada de 6 días y posteriormente acusado por la dictadura de Maduro de “conspirar para llevar a cabo un intento de golpe de Estado”

Niños víctimas de detenciones arbitrarias

Los niños tampoco escaparon de la política de persecución del gobierno de facto de Maduro, al menos 162 niños fueron víctimas de detenciones ilegales y arbitrarias durante el 2019, con el 6% de todos los casos. Una vez más se refleja la ausencia de garantías reales de el Estado venezolano, y la falta de los entes competentes que velen por los derechos humanos de niños, niñas y adolescentes. 

193 víctimas en 83 casos fueron víctimas de privación de libertad por razones políticas, una disminución de 30,8% respecto al 2018, cuando se reportó la mayor cantidad de detenciones de este tipo. Pero, si esta cifra se compara con el promedio general de casos anuales que desde Provea se registra desde 2009, se trataría de un incremento del 186%, esto significa la continuidad de la tendencia de la persecución política contra voces críticas a Maduro, casos que algunas veces incluyen desapariciones forzadas. En 2020 se comienza a reportar que esta tendencia no ha ido a la baja, y personalidades como Juan Guaidó, han denunciado reiteradamente violaciones de privativa de libertad contra personal de su equipo.

¿Cuándo y dónde se registró la mayor cantidad de detenciones?

El primer semestre del 2019 estuvo marcado por protestas convocadas por Juan Guaidó desde el 21 de enero, con la estrategia “Cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres” con convocatorias de calle contra el gobierno de Maduro, que generaron al menos 1.021 personas detenidas solamente en enero. Luego, Venezuela presenció una serie de apagones generales en marzo que iniciaron protestas desde ese mes por las reiteradas fallas en los servicios básicos, las cuales terminaron con el mes de abril con 612 personas privadas de libertad.

Según el Informe Anual de Provea 2019, al menos tres decenas de estas personas fueron detenidas luego de su participación en las manifestaciones, cuando ya se encontraban en su hogar. Los estados que presentaron los primeros lugares en cantidad de detenciones ilegales o arbitrarias fueron: Zulia con 537 (20,4%), Anzoátegui con 237 (9%), Miranda con 230 (8,7%), Distrito Capital con 227 (8,6%), Lara con 223 (8,5%) y Aragua con 196 (7,44%). Estos seis estados suman 63% de todos los casos registrados en los que se pudo identificar el lugar de ocurrencia.

Responsables de la mayoría de detenciones

Según el registro de Provea, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) fue el órgano de seguridad de el Estado venezolano responsable de la mayoría de las detenciones, 52% de estos hechos, caracterizados en 48,5% por la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) como el mayor componente de acción. Recordemos que la GNB es un componente de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. Para Provea, esto demuestra la militarización en la respuesta estatal, no solo en materia de seguridad ciudadana sino también en la represión contra la disidencia.

Durante el 2019 aumentaron las violaciones al derecho a la libertad personal; la mayoría de las detenciones ilegales o arbitrarias fueron de carácter masivo y ocurrieron en el contexto de protestas. Los cuerpos de seguridad dependientes del Ejecutivo Nacional son los que practican la mayor parte de estas detenciones; dentro de estos el que tuvo un mayor protagonismo fue la FANB, especialmente la GNB.

Para el 2019 también se observó el incremento de las detenciones de trabajadores de los medios de comunicación, así como las violaciones de derechos humanos en retenes y calabozos policiales.

Si desea leer detalladamente y descargar el Capítulo Libertad Personal, de nuestro Informe Anual 2019, puede hacerlo en el siguiente ENLACE

Seguir leyendo

Junio 8, 2020

Share
Share