Opinión

Vivienda y Coronavirus

La cuarentena sigue siendo el momento la mejor recomendación de prevención

Alexis Delgado

La Pandemia del Covid-19, por la cual atravesamos, nos encontró desprevenidos. Afortunadamente, hasta ahora, con nuestro país, parece haber sido benevolente, pero no por eso debemos bajar la guardia. Sabemos el sector salud siempre es vulnerable y el suministro del agua, principal medida de prevención a través del aseo, en muchas zonas presenta problemas. Por eso, el acatar la cuarentena sigue siendo hasta el momento la mejor recomendación de prevención.

Han sido suficientemente difundidas las normas básicas para evitar la propagación: el lavado de las manos con jabón de forma prolongada, efectiva y frecuente; evitar el contacto de las manos con nariz, ojos y boca; el distanciamiento social de 1,5 a 2 metros entre las personas; al estornudar y toser usar el antebrazo para contener; evitar sitios concurridos; y la más radical y efectiva de todas, el resguardo en casa, o la llamada cuarentena, para evitar el contacto con posibles contagiados, que aun siendo asintomáticos pueden ser portadores del virus. Igualmente, el uso de implementos como tapabocas, guantes y gel antibacterial.

Además de estas medidas, hay otras referidas a la higiene de nuestros espacios, estableciendo un necesario protocolo de limpieza de la vivienda y de nosotros, al acceder a la misma. La vivienda se convierte en nuestro principal resguardo, nuestro espacio saludable y como tal debemos mantenerlo. El protocolo de seguridad comienza con colocar un dispositivo que permita la limpieza de nuestros zapatos antes de entrar a la vivienda así como la desinfección de pomos, puertas, rejas, botones de ascensores, llaves, para evitar hacer contacto con el virus que pudiese estar alojado en cualquiera de estas superficies. Debemos disponer en el acceso a la vivienda un área de “faena” donde dejemos los zapatos que traemos y desinfectemos todo lo que traigamos del exterior. No tocar nada, desinfectar las patas de las mascotas si las sacamos a pasear, quitarnos la ropa y ponerla en bolsas, los guantes y tapabocas quitarlos y ponerlos en una bolsa, finalmente lavar todas las zonas expuestas. Combatimos un enemigo invisible y la idea es tratar en lo posible que no acceda a nuestra vivienda. Es importante igualmente la limpieza periódica de pisos, mesas, muebles y otras superficies.

Según los especialistas el coronavirus puede durar entre uno y dos días en superficies de madera, ropa o vidrio y hasta más de cuatro en plásticos y en el acero inoxidable. En papel puede permanecer activo hasta tres horas. Ahora bien, en ambientes con temperaturas que oscilan entre los 21 y 23 grados centígrados, y con un 40 por ciento de humedad, el coronavirus se mantiene activo durante cuatro horas en superficies de cobre, ocho en el cartón, cuarenta y ocho en el acero inoxidable y hasta setenta y dos en el plástico. Este tipo de superficies siempre están presentes en nuestros hogares.

La limpieza debe extenderse desde nuestra vivienda, a nuestro entorno, y allí es importante contar con una comunidad organizada y consciente. La falta de higiene es un factor importante en la propagación del virus. Recordemos siempre nuestro objetivo es disminuir la vulnerabilidad. Nuestra tarea, de Fundación Vivienda Popular y organizaciones de la Sociedad Civil, en todos los ámbitos es, transmitir esta información por todos los medios posibles: web, redes sociales, teléfonos, volantes, afiches, cualquier canal es importante. No olvides, protegerte tú, es protegernos todos, pon tu parte.

Fuente: eluniversal.com

16 de mayo de 2020