Opinión

Alejandro Luy/ Sobre la “Atención de las aguas”.

La primera lectura sobre la creación del Ministerio de Atención de las aguas a partir de la división del Ministerio de Ecosocialismo y Aguas es que el gobierno aceptó la gravedad de la situación en la gestión del recursos hídrico lo cual se viene manifestando en terribles problemas de distribución y calidad en toda Venezuela, que a su vez han conducido a protestas ciudadanas en todo el país, incluso frente a Miraflores.

Por supuesto, la anterior interpretación lleva implícito una gran carga de ingenuidad como es la de suponer que a través de la creación de un ministerio se pueden solucionar los problemas; que la elevación de jerarquía es suficiente para revertir las causas.  De ser así, deberíamos tener al menos un ministerio para la atención de la deforestación y otro para la basura.

Aun así, supongamos que la creación del Ministerio es, o al menos forma parte, de la solución.  Entonces la segunda observación es sobre cuál es el nivel de compromiso que tiene el gobierno para “atender a las aguas”, y en ello es importante analizar sus acciones previas y las de quien es hoy la primera ministra.

Según una nota de prensa, Evelyn Vásquez es ingeniera químico y tiene amplia trayectoria como servidora pública, que incluye haber sido en 2002 ingeniera inspectora de la Gerencia de Tratamiento en Hidrocapital,  cumplir en 2005 “funciones de adjunta a la Viceministra de Ordenación y Administración Ambiental, del entonces Ministerio del Poder Popular para el Ambiente, además de directora general de Calidad Ambiental”.  Además, y aún con mayor vinculación a su cargo en el Ministerio de Atención de las Aguas, desempeñó el cargo como presidenta de Hidrocapital. Por todo lo anterior, es de suponer que la Ing. Vásquez conoce en detalle la situación del agua en el país, una condición necesaria para afrontar las soluciones.

Pero, cuán seria es su designación.  La pregunta surge de un hecho reciente e incuestionable, llevado adelante por las mismas autoridades que hoy la ponen en el Ministerio de Atención de las Aguas.

Nicolás Maduro designó a la Ingeniero Vásquez como presidente de Hidrocapital el 18 de enero de 2016, y luego de un poco más de un año (19 de febrero de 2017) fue sustituida por el Mayor de la Aviación Edisson Torrealba, con poca experiencia en el área de manejo de aguas, según se concluye de su perfil publicado en la propia página de Hidrocapital y evidenciado en la situación actual del suministro de agua en el Área Metropolitana de Caracas.

Así que son tres las preguntas claves que surgen del problema y los antecedentes:  ¿Cuánto tiempo dejarán a la Ingeniero Vásquez como Ministra para atender el problema de las aguas? ¿Tendrá los recursos económicos y el equipo técnicos necesarios para abordar la complejidad del tema? ¿Podrá llamar a personas e instituciones no vinculadas al gobierno pero con criterios técnicos para escuchar recomendaciones?

Así como está demostrado que no es suficiente ser uno de los países con mayor reserva hídrica del mundo para garantizar un derecho humano, el de acceso de agua potable a toda la población, tampoco es una garantía para la gestión integral y adecuada del agua contar con un Ministerio.

Toca desear éxito a la Ing. Vásquez en su labor, por el bien de la mayoría de la población de Venezuela para quienes el agua es un bien muy escaso.

Alejandro Luy

Gerente general

Fundación Tierra Viva

15 de junio de 2018

imagen : cortesía Google