Scholars At Risk califica a Venezuela como uno de los países con más amenazas para estudiantes y universidades

El Observatorio de Derechos Humanos de la Universidad de Los Andes (ODH-ULA) destacó el informe anual de la ONG internacional Scholars At Risk (SAR), el cual alerta del deterioro de las condiciones económicas, sociales y políticas en Venezuela, lo que representa una amenaza creciente a las universidades autónomas y pone al descubierto los ataques a personas e instituciones relacionadas con la comunidad universitaria.

De acuerdo al reporte, de los 55 asesinatos de estudiantes universitarios por grupos armados, 13 son casos venezolanos. SAR contabilizó 26 ataques en total sufridos por estudiantes en Venezuela, incluyendo asesinatos, violencia, desapariciones, encarcelamientos y enjuiciamientos.

“Desde al menos 2014, las protestas dirigidas por estudiantes han dado lugar en un número de casos a detenciones masivas de manifestantes, con informes del abuso y detenciones arbitrarias. Las condiciones empeoraron este año, como protestas contra el gobierno-que han frecuentemente dirigidos por los estudiantes- se han represalias violentas. Un equipo de investigadores de la ONU encontró que, desde el 1 de abril de 2017, el gobierno ha detenido a más de 5.000 manifestantes, y más de 120 personas han muerto durante demostraciones” señala el informe.

El informe, publicado el 26 de septiembre y que cubre los años 2016-2017, visibiliza la represión a la protesta estudiantil en el marco de unas condiciones cada vez peores en cuanto a garantías democráticas y de respeto a los derechos humanos en el país.

En ese sentido, Scholars At Risk expone la crítica situación que enfrentan las universidades en Venezuela, lo que afecta seriamente el derecho de libertad académica y la autonomía universitaria cuando se criminaliza a los universitarios, se detienen injustamente a estudiantes y profesores que además son víctimas de la represión y llevados a juicios militares y se cierran medios de comunicación acordes a los principios democráticos de libertad y pluralidad.

A la ONG le preocupa que en Venezuela haya una respuesta crecientemente violenta y represiva hacia las protestas antigubernamentales, las cuales en su mayoría son dirigidas por los estudiantes que luchan por un mejor futuro y un país de oportunidades.

El ODH-ULA resaltó que en dichas manifestaciones se cuentan, según la organización, 21 estudiantes muertos y un alto número de heridos, así como decenas de detenidos juzgados en tribunales militares a quienes les violan sus derechos civiles y ciudadanos.

Es de resaltar que las acciones del gobierno de Venezuela hacia las universidades son para Scholars At Risk, un intento de silenciar la investigación y el discurso, por lo que en el informe resalta que las consecuencias negativas van más allá de los individuos y las instituciones atacadas, por lo que afecta directamente a los sistemas académicos en su totalidad y a la sociedad en general.

Responsables deben ser sometidos a la justicia

Scholars At Risk, la cual es una organización internacional que pertenece a una red de universidades entre las que se encuentran la ULA y la Universidad Simón Bolívar (USB), se ocupa de monitorear los ataques a las comunidades académicas en todo el mundo.

Ante la realidad venezolana, Scholars At Risk solicitó a las autoridades a proteger la libertad académica, la libertad de expresión y de asociación y asegurar que los responsables de estas violaciones sean llevados ante la justicia.

Vale resaltar que la ONG Scholars At Risk, posee un estatus consultivo ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) y presentó en el año 2016 un informe similar enfocado al deterioro de la libertad académica y la autonomía universitaria, así como a la criminalización de los universitarios.

Dicho informe fue dado a conocer en el marco del segundo ciclo del examen periódico universal de Venezuela en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU y en el mismo se condena, al igual que ahora, el uso de la violencia y detenciones arbitrarias contra manifestantes pacíficos dentro y fuera de los campus universitarios. (Prensa ODH-ULA)

Fuente: runrun.es

Share
Share