Noticias

Raffalli: Hay niños que nacieron con una “vida hipotecada” a causa de la desnutrición

La especialista en nutrición y seguridad alimentaria hizo un llamado al Gobierno a aplicar políticas de asistencia social que cubran toda la población que está siendo afectada por el acceso a alimentos. Aseguró que los niveles de desnutrición acentuarán la mortalidad infantil

Caracas.- La nutricionista experta en seguridad alimentaria en situaciones de emergencias y desastres, Susana Raffalli, advirtió que los niveles de desnutrición identificados en cuatro entidades del país están cercanos a una situación de severidad.

Durante la presentación de los resultados del proyecto de emergencia de salud de Cáritas de Venezuela, realizada este viernes 3 de febrero en la sede de la Conferencia Episcopal Venezolana de Montalbán en Caracas, Raffalli asomó que ese hallazgo, que soporta con los datos arrojados en el estudio que comparó los resultados con estándares de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en desnutrición, demuestra que esos niveles coinciden con una situación de alarma o crisis, según los parámetros internacionales de clasificación de las crisis internacionales.

Raffalli apuntó que los resultados obtenidos en el monitoreo centinela no son un referente nacional, sino una muestra que pone en evidencia una situación puntual detectada en 25 parroquias situadas en cuatro entidades del país (Miranda, Vargas, Zulia y Distrito Capital).

Lee también: Estudio de Cáritas detectó 225 niños con desnutrición aguda en Caracas y tres estados del país

“El trabajo nos ha permitido documentar el problema para informar al Estado y tratar de tender un puente con las autoridades. Nosotros no podemos superar al Estado, por eso debemos exhortarlo”, indicó Raffalli, quien apuntó que pese a los resultados, Venezuela no atraviesa por un periodo de hambruna.

Para obtener los resultados, Cáritas de Venezuela desarrolló en el marco del proyecto, el Sistema de Monitoreo de la Situación Sanitaria y Nutricional (Saman) en el que se pesó y midió talla a 818 niños menores de 5 años, tomando como referencia tablas y curvas de crecimiento de la OMS del 2006. Los 427 que presentaron niveles de desnutrición o que estaban en riesgo de desnutrición fueron integrados al programa de entrega de suplementos nutricionales y atención médica.

Puntualmente, el estudio arrojó que de la muestra estudiada 25% presentó desnutrición aguda; mientras que 28 estaba en riesgo de desnutrición. La población que más se ha visto afectada es la de 2 años, incluso a la menor de 6 meses. “15% de los niños menores de 6 meses están desnutridos por embarazos con hambre. Hay niños que nacieron con una vida hipotecada”, alertó Raffalli.

Lee también: Venezuela no figura en el último informe de la FAO

Resaltó que, además de la prevalencia de desnutrición aguda, se registró desnutrición crónica que se presentó en niños que tuvieron un retardo en el crecimiento. Este hallazgo la llevó a concluir que hay una situación de “crisis de instalación lenta” con una tendencia a reagudizarse en los próximos dos años.

“La desnutrición crónica tiene efecto en el retardo en el crecimiento del niño que repercutirá en el desarrollo cognitivo, incluso social y emocional. Esta situación, al analizar los casos, viene agudizándose desde hace tiempo, y la prevalencia de casos de desnutrición ocurrió ante la mirada de las autoridades e instancias internacionales”, indicó Raffalli, quien aseguró que la desnutrición es un factor que acentúa la mortalidad infantil y tiene efectos en el rezago escolar.

Detrás de la desnutrición hay una situación de deterioro de la seguridad alimentaria y la dieta. Raffalli resaltó que los venezolanos han tenido que recurrir a estrategias de sobrevivencia para garantizar su alimentación y la de sus familias como vender sus bienes personales, incluso, privarse de algunas comidas para que otros coman. “Hay hogares donde las mujeres y los ancianos han dejado de comer”, acotó.

Asegura que la inseguridad alimentaria ha representado un “secuestro simbólico” de idiosincrasia debido a que de las mesas han desaparecido platos emblemáticos del país, como la arepa.

Lee también: Tres niños han muerto por desnutrición esta semana en San Félix

Por otra parte, señaló que, ante esta situación, el sistema de salud venezolano ha presentado debilidades para atender estos casos. Advirtió que en algunos los hospitales no hay suplementos ni fórmulas lácteas para atender a los niños y garantizarle alimentación adecuada.

La especialista en nutrición espera que, a la luz de los resultados, las autoridades puedan verificar esta situación e implementar correctivos. Indicó que los resultados del proyecto de monitoreo centinela fue entregado a autoridades del Ministerio de Salud. “Exhortamos a que no se politice el problema y que el Estado destine recursos para alimentar a la población. Hay que desmontar también esos subsidios que no tienen criterios y plantear un programa de asistencia social que permita atender a toda la población porque en este momento hay un derecho que está siendo violentado”, resaltó.

Los resultados arrojaron que Vargas es la entidad del país que registró el mayor número de niños con desnutrición aguda. También evidenciaron que la población de infantes evaluada en el estado Zulia presentaba a la vez niveles de sobrepeso y de anemia, lo que refleja que existen casos de lo que han llamado los especialistas en nutrición “hambre oculta”.

 

Publicado por El Pitazo