Noticias

CIVICUS : Nos Ayudan a arrojar luz sobre la situación en Venezuela

civicusCIVICUS habla con Diana Vegas, el vicepresidente de Sinergia, una organización venezolana que tiene como objetivo ampliar los espacios de participación ciudadana, proporcionando un espacio para la articulación de la sociedad civil y el fortalecimiento de la sociedad civil.

1. Recientemente ha habido muchos informes de noticias sobre el estado del decreto de emergencia, la subida de la inflación, la escasez de alimentos y el aumento de la violencia en Venezuela. ¿Cómo están afectando a estos desarrollos espacio cívico en el país?

De hecho, varias crisis simultáneas están teniendo un impacto en la vida cotidiana de los venezolanos. Sus efectos incluyen un aumento en la pobreza (una encuesta realizada conjuntamente por varias universidades ha revelado que hasta el 75% de la población es pobre, mientras que la pobreza estructural es casi el 30%), deterioro de las condiciones de trabajo, una de las tasas de inflación más altas del mundo , la escasez de productos básicos, como alimentos y medicinas, el deterioro de los servicios de salud y educación, el aumento de miedo, y la pérdida del espacio público. La principal respuesta del Estado a todos ellos ha sido la represión sistemática. El elemento explicativo central de la mayoría de estas graves crisis radica en la destrucción institucional causada por la arbitrariedad y la prevalencia de las relaciones sociales basadas en la fuerza. Hoy Venezuela está entre los países con mayor proporción de muertes violentas en el mundo: en 2015, la tasa de homicidios fue de 90 por cada 100 000 habitantes, un récord histórico.

Esto se debe a varios factores, entre ellos los crecientes problemas del crimen organizado, las mafias y bandas criminales; el deterioro de las fuerzas de seguridad del Estado; el aumento de las respuestas particulares a la falta de seguridad y la justicia; la militarización de la seguridad represiva; y un empobrecimiento rápido y sostenido de la población que ha estado acompañado de una impunidad generalizada. Así, en su Informe de 2015 sobre los Derechos Humanos , el Programa Venezolano de Educación en Derechos Humanos-Acción registró 460 casos de violaciónes del derecho a la vida y 17 215 robos, la mayoría de ellos llevan a cabo en el contexto de las redadas policiales en los barrios pobres.

Fue en este contexto que el gobierno emitió el Decreto No. 2323 , publicado el 16 de mayo de 2016, que suspende las garantías constitucionales y da aún mayores poderes discrecionales al ejecutivo, sin ningún tipo de control y equilibrio de ningún tipo. El decreto penaliza cualquier persona o grupo de oposición al gobierno nacional mediante su etiquetado “enemigos internos”. También permite la suspensión del derecho de reunión pacífica mediante la categorización de las protestas como “acciones desestabilizadoras” en contra de la soberanía y la seguridad nacional. Adicionalmente, el Decreto 2323 promueve cuáles son los mecanismos que normalmente ilegales de control de orden público por la atribución de funciones de vigilancia y control de la ley a los grupos políticos partidarios, los comités locales de suministro y distribución. En lo que concierne a la sociedad civil, la libertad de asociación también se ve limitado por la prohibición de la financiación de la cooperación internacional para actividades que están vagamente definido como tener “fines políticos” o dirigido a la “desestabilización de la República.” En la práctica, este decreto plantea una obstáculo adicional para las OSC autónoma e independiente para funcionar.

Los puntos con respecto a la situación de emergencia económica que el Presidente planteó como base para la expedición del decreto 2323 en realidad no encaja en la definición de un estado de excepción. Esto es claramente una herramienta que se utiliza para restringir las libertades y hacer caso omiso y suspender las normas que son fundamentales para un estado democrático.

Esto ocurre en un contexto en el que la libertad de expresión está severamente restringido ya con poco margen de fuentes de información alternativas. Los medios alternativos están siendo castigados y obligados a cerrar, se censura y la autocensura con los periodistas perseguidos y criminalizados. El gobierno ejerce presión por el control de las importaciones de papel de periódico, lo que ha provocado el cierre de varios medios de comunicación impresos independientes. Otros finalmente han ajustado su línea editorial, siguiendo las instrucciones del gobierno. Algunos medios de radio y televisión que no lo hicieron tenían sufrieron represalias y no pudieron renovar sus licencias.

2. ¿Existen iniciativas de la sociedad civil para la autoprotección y la superación de las restricciones de espacio cívicos?

La sociedad civil también ha evolucionado de diversas maneras en respuesta a la situación que acabo de describir. Algunas OSC cierra o se retrae de forma sustancial; otros se han vuelto más desmovilizado y reorientado en su propia supervivencia institucional; aún otros ─ muy pocos en este momento ─ fueron cooptados y se han convertido en vehículos para la difusión de la propaganda oficial. Sin embargo, un importante grupo de organizaciones, tanto en la capital como en las provincias del interior, se han vuelto más activa en el campo de la educación y la defensa de los derechos humanos. Muchos están realmente trabajando en informes que debe presentar para el Examen Periódico Universal de Venezuela, una evaluación de los derechos humanos que todos los estados miembros de las Naciones Unidas deben someterse al Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Existen numerosas iniciativas de la sociedad civil venezolana que pretenden sustituir a la ausencia de una prensa independiente, haciendo oír su voz en las redes sociales. Varias organizaciones corren observatorios que vigilan la violencia, el conflicto, la ejecución de programas sociales, la corrupción y la libertad de expresión y el acceso a la información pública, entre otros temas. Los esfuerzos serios también existen en el campo de la enseñanza de los derechos humanos y la formación y el liderazgo comunitario.

Sinergia , nuestra organización, es muy activo en la provisión de un foro permanente para la discusión y el análisis de los acontecimientos actuales; la vigilancia del medio propicio para la sociedad civil; promover la consulta, la sistematización y la promoción de las cuestiones de desarrollo mundial; publica comunicados sobre las cuestiones más apremiantes; y el fortalecimiento de las organizaciones asociadas en temas clave como la seguridad digital y los derechos humanos, y en particular con respecto a los derechos de asociación y de libre participación. Entre otras cosas, Sinergia se ejecuta un observatorio de los derechos de asociación y de libre participación; participa en la Coalición Pro-Acceso a la Información, que aboga por la aprobación de un Transparencia y Acceso a la Información Pública Bill que se encuentra actualmente en discusión por la Asamblea Nacional; y es miembro de una Red de Defensores de los Derechos Humanos.

3. Las protestas masivas de la oposición que tuvieron lugar hace dos años como resultado más de cuarenta muertes. ¿Ha habido algún cambio relevante como resultado de que la movilización?

Una consecuencia directa de estas movilizaciones es el aumento de la presencia en la calle de las fuerzas militares y de policía. Ahora el país está militarizado. Esto es visible en las largas colas que se forman fuera de las tiendas de comestibles diarias y farmacias en las ciudades y pueblos de todo el país: en todas partes un contingente militar ha estado destinado para disuadir la conducta desordenada. Cualquier ciudadano puede ser detenido si los oficiales militares en el lugar consideran que es justificado.

El gobierno sigue insistiendo en que los que murieron en las protestas de febrero de 2014 fueron asesinados por la oposición como parte de una campaña de polarización política. A pesar de la evidencia vincula esas muertes a personas relacionadas con el gobierno y la policía y los militares, ninguna investigación que conocemos se ha comprometido a celebrar los autores responsables.

La inversión pública en armamento, equipo antidisturbios, y los ejercicios militares para defenderse de las protestas también se ha incrementado significativamente. En la misma línea A Enero el año 2015 la resolución del Ministerio de Defensa, que es muy controvertido y todavía en vigor, estableció un modelo de control militar de orden público que incluye la autorización de la fuerza letal para “prevenir trastornos, el apoyo constituida legalmente autoridades y rechazar cualquier agresión de que se enfrenta a la vez y con todos los medios necesarios “.

Por lo tanto, aunque el descontento y las protestas se han multiplicado, todavía están atomizados expresiones que son reprimidos rápidamente, y cuya existencia es silenciado a menos que sus participantes les informan en las redes sociales, que se han convertido en la principal fuente de noticias para los ciudadanos.

4. ¿Qué acciones específicas si el gobierno de Venezuela llevará en el corto plazo para salvaguardar el espacio y los ciudadanos los derechos cívicos?

En primer lugar se debe derogar tanto el estado de emergencia y el Decreto de Emergencia Económica y la resolución del Ministerio de Defensa que permite el uso de armas de fuego en manifestaciones públicas. El gobierno también debe declarar una situación de emergencia humanitaria para reponer los estantes de alimentos y traer medicinas y suministros médicos; y abrir un proceso de diálogo inclusivo con los actores políticos, empresariales y de la sociedad civil, con el fin de construir un nuevo pacto social que puede facilitar una refundación nacional. Por último, el Consejo Nacional Electoral debe comenzar un proceso que conduzca a un referéndum para que las nuevas elecciones se llevarán a cabo y que se resuelva la crisis política a raíz de una vía electoral.

5. ¿Cómo pueden los actores externos, incluidas las organizaciones regionales y los movimientos internacionales de solidaridad, apoyar a la sociedad civil venezolana? 

Las respuestas de la comunidad internacional no han ayudado en el caso de Venezuela. En realidad no hemos oído pronunciamientos por una lo suficientemente amplia gama de grupos y líderes de opinión en relación con el deterioro de la democracia y de la situación de los presos políticos venezolanos. Este silencio es sorprendente.Como resultado, la polarización política es un fenómeno muy extendido no sólo dentro sino también fuera de Venezuela. Muchos de izquierda o movimientos y partidos “progresistas” tienen una explicación única para la causa de lo que ocurre en Venezuela: se afirma que es el resultado de la interferencia imperialista de los Estados Unidos. Muchos permanecen en silencio sobre la base de que el gobierno de Venezuela, apoyado por las elecciones posteriores, ha mantenido las formas democráticas. por lo tanto, su respuesta es el de la solidaridad automática con la defensa del “socialismo del siglo 21”, independientemente del hecho de que sus logros sociales han diluido y albergado un sorprendente nivel de la corrupción, y que se ha recurrido a tácticas represivas, la manipulación de la justicia como política la venganza, y los poderes concentrados en las manos del ejecutivo, todo lo cual contradice los principios democráticos. La indiferencia hacia el sufrimiento de las personas que pasan hambre y mueren de enfermedades que pueden prevenirse también es especialmente llamativo. Sectores y países que se beneficiaron de apoyo económico y estratégico financiado por dinero del petróleo de Venezuela aún retienen toda crítica, así, sin tener en cuenta el hecho de que el país se encuentra ahora en deuda y se rompió.

Esa es la razón por la cual, según la expresión consagrada en el comunicado por el Foro por la Vida que suscribió, junto con una amplia gama de organizaciones de la sociedad civil, nos preguntamos organizaciones y las OSC internacionales de derechos humanos en todo el mundo a seguir atentamente lo que ocurre en Venezuela, ayudan a arrojar luz pública sobre la situación y promover medidas para la mediación, acuerdo y una resolución democrática de esta crisis.

FIN

Póngase en contacto con SINERGIA de a través de su página web ,  Facebook página, o seguirlos en Twitter@acsinergia . Siga Diana Vegas  @ dvegas3

Publicado por Civicus