Acuerdo del Consejo de la Facultad de Farmacia sobre Crisis de Medicamentos

Acuerdo del Consejo de la Facultad de Farmacia sobre Crisis de Medicamentos

UNIVERSIDAD CENTRAL DE VENEZUELA

FACULTAD DE FARMACIA

CONSEJO DE FACULTAD

CRISIS DEL MEDICAMENTO

El Consejo de la Facultad de Farmacia de la Universidad Central de Venezuela

 

Considerando

Que la Universidad tiene la obligación legal y moral de contribuir con el Estado en la búsqueda de soluciones a los problemas que se presenten en el país (Artículo 2 de la Ley de Universidades).

Considerando

Que las Facultades de Farmacia del país, han recibido de la sociedad venezolana la responsabilidad exclusiva de la formación del Farmacéutico como el profesional universitario con el conocimiento científico, técnico y profesional sobre el medicamento y los servicios farmacéuticos en todos sus ámbitos.

Considerando

Que la Facultad de Farmacia, de la Universidad Central de Venezuela, tiene como misión, no sólo la formación de los Farmacéuticos que requiere el país, sino también la formación de ciudadanos con sensibilidad social, capacitados para insertarse en la vida nacional y contribuir con su  desempeño a mejorar las condiciones de salud de la población y muy especialmente del paciente.

Considerando

Que el derecho a la vida es un “Derecho fundamental reconocido por todas las Naciones”, emanados de la Declaración Universal de los Derechos del Hombre, como piedra angular para la construcción de sus cartas magnas, derecho que en nuestra Constitución Nacional ha sido desarrollado teniendo como visión su carácter progresivo e ilimitado y tomando como base que no es suficiente garantizar la vida, sino que es necesario asegurar que esa vida se desarrolle en condiciones de calidad y salud plena, por lo que es un deber insoslayable de la sociedad velar porque el Estado Venezolano lo haga realidad en su población (Artículos 43, 83 y 84 de la CRBV).

Considerando

Que el Estado está en la obligación de desarrollar políticas públicas eficientes y eficaces para garantizar a sus ciudadanos el pleno goce del derecho a la salud, siendo necesario para ello dictar, entre otras, la política de medicamentos que garantice el suministro de éstos de manera oportuna y suficiente, asumiendo su papel preponderante en las estrategias de prevención, tratamiento y curación de las enfermedades (Artículos 43, 83 y 84 de la CRBV).

Considerando

Que si bien en Venezuela está definida una política orientada a garantizar: la disponibilidad, la accesibilidad y el uso racional de los medicamentos, en la práctica ésta no se ha traducido en los beneficios previstos debido a deficiencias en las estrategias de su aplicación y a fallas estructurales que se han venido incrementando en el tiempo.

Considerando

Que en los actuales momentos el Estado Venezolano no garantiza la disponibilidad de medicamentos ni el acceso universal con equidad para todos sus habitantes, situación ésta que contribuye a agravar los problemas del sector salud, haciendo impostergables los correctivos necesarios.

Considerando

Que la irregularidad en el suministro de medicamentos o su inexistencia que puede ocasionar daños que van desde el deterioro en la calidad de vida del paciente hasta inclusive su muerte, pone de manifiesto la importancia de que el Sistema de Salud garantice la disponibilidad eficiente, segura y confiable de medicamentos de calidad.

Considerando

Que los venezolanos merecen un Sistema de Seguridad Social integral, moderno, eficiente, honesto, confiable, que le de viabilidad a las garantías constitucionales, entre otras, las referidas al derecho a la vida y a la salud.

Considerando

Que en el marco de ese Sistema de Seguridad Social, el Subsistema de Salud debe recibir la máxima atención del Estado en cuanto a proveerlo de los procedimientos y recursos necesarios para que pueda cumplir a satisfacción con los objetivos formales que justifican su existencia.

Acuerda

PRIMERO. Declarar a la Facultad de Farmacia de la Universidad Central de Venezuela en alerta farmacéutica.

SEGUNDO. Exhortar a la Comunidad Académica de la Facultad de Farmacia de la UCV a constituirse en grupos de trabajo que contribuyan con ideas y acciones concretas para enfrentar la actual crisis del medicamento.

TERCERO. Poner a la disposición del Estado Venezolano el potencial técnico, científico y profesional de la Facultad de Farmacia de la UCV para que contribuya a la construcción de respuestas oportunas y eficaces a los desafíos que la actual crisis sanitaria nos impone.

CUARTO. Proponerle al Poder Ejecutivo y, particularmente, al Ministerio del Poder Popular para la Salud, un plan de acción que contribuya a enfrentar la crisis de salud actual con énfasis en el medicamento y los servicios farmacéuticos.

CONSTITUCIÓN DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

Artículo 83. La salud es un derecho social fundamental, obligación del Estado, que lo garantizará como parte del derecho a la vida. El Estado promoverá y desarrollará políticas orientadas a elevar la calidad de vida, el bienestar colectivo y el acceso a los servicios. Todas las personas tienen derecho a la protección de la salud, así como el deber de participar activamente en su promoción y defensa, y el de cumplir con las medidas sanitarias y de saneamiento que establezca la ley, de conformidad con los tratados y convenios internacionales suscritos y ratificados por la República.

Artículo 84. Para garantizar el derecho a la salud, el Estado creará, ejercerá la rectoría y gestionará un sistema público nacional de salud, de carácter intersectorial, descentralizado y participativo, integrado al sistema de seguridad social, regido por los principios de gratuidad, universalidad, integralidad, equidad, integración social y solidaridad. El sistema público nacional de salud dará prioridad a la promoción de la salud y a la prevención de las enfermedades, garantizando tratamiento oportuno y rehabilitación de calidad. Los bienes y servicios públicos de salud son propiedad del Estado y no podrán ser privatizados. La comunidad organizada tiene el derecho y el deber de participar en la toma de decisiones sobre la planificación, ejecución y control de la política específica en las instituciones públicas de salud.

Artículo 85. El financiamiento del sistema público nacional de salud es obligación del Estado, que integrará los recursos fiscales, las cotizaciones obligatorias de la seguridad social y cualquier otra fuente de financiamiento que determine la ley. El Estado garantizará un presupuesto para la salud que permita cumplir con los objetivos de la política sanitaria. En coordinación con las universidades y los centros de investigación, se promoverá y desarrollará una política nacional de formación de profesionales, técnicos y técnicas y una industria nacional de producción de insumos para la salud. El Estado regulará las instituciones públicas y privadas de salud.

LEY DE UNIVERSIDADES

 Artículo 2. Las Universidades son Instituciones al servicio de la Nación y a ellas corresponde colaborar en la orientación de la vida del país mediante su contribución doctrinaria en el esclarecimiento de los problemas nacionales.

Artículo 3. Las Universidades deben realizar una función rectora en la educación, la cultura y la ciencia. Para cumplir esta misión, sus actividades se dirigirán a crear, asimilar y difundir el saber mediante la investigación y la enseñanza; a completar la formación integral iniciada en los ciclos educacionales anteriores; y a formar los equipos profesionales y técnicos que necesita la Nación para su desarrollo y progreso.

Descargue el acuerdo aquí

 

Share
Share