#publicidadporsilencio

 

Ipys Venezuela presenta dos reportes de investigación que dan cuenta de cómo el Estado venezolano utiliza -de manera discrecional- la publicidad oficial con la intención de condicionar el periodismo, a través de inversiones que sobrepasan los 6oo millones de bolívares.

Se cambia silencio por publicidad oficial

Según los últimos dos reportes de Ipys Venezuela, el gobierno venezolano incrementa, de manera sostenida y exponencial, el gasto de la nación destinado a la publicidad y la propaganda oficiales.
En 2015, la inversión pública para publicidad y propaganda acumula Bs. 612.867.446,00 ($ 97 millones), cuatro veces más de las partidas que se ejecutaron en 2012, año que coincidió con la última campaña presidencial de Hugo Chávez.
Este análisis se constata con el despliegue publicitario oficial de los domingos, como ocurrió el 1 de febrero de 2015, cuando las instituciones estatales pautaron 76 avisos en los 38 principales diarios nacionales y regionales, en las 11 entidades de mayor población del país. Ese día al menos 90% de los 76 anuncios estatales se concentró en 2 medios oficiales y 11% en medios con tendencia pro-oficialista. Otro 4% apareció en dos medios que se definen como equilibrados, y sólo 6% de la publicidad oficial ocupó los espacios de otros dos medios con tendencia crítica, para difundir mensajes pagos de corte regional, que correspondieron a promociones de alcaldías, gobernaciones y fundaciones locales.
La publicidad oficial estuvo ausente en 16 diarios con tendencia crítica y equilibrada. La mayoría son diarios privados que han sido señalados por autoridades gubernamentales nacionales y regionales como responsables de una «guerra mediática»: Tal Cual, El Nacional, Quinto Día, 6to Poder y El Nuevo País (Caracas), El Siglo y El Periodiquito (Aragua), El Impulso y El Informador (Lara), El Tiempo(Anzoátegui), La Verdad (Zulia), El Carabobeño y Notitarde (Carabobo), El Oriental(Monagas), Frontera (Táchira), y Correo del Caroní (Bolívar).
Ese día, en cambio, el más favorecido fue Últimas Noticias, diario de mayor alcance nacional. No solo por los altos números que lo distinguieron en tiraje y paginación, sino por la mayor cantidad de anuncios gubernamentales que se desplegaron en sus páginas. El que antes solía llamarse el “diario del pueblo” acumuló 13 pautas oficiales. Lo sucedieron dos rotativos pro-oficialistas: el Diario Vea, con 11 anuncios; y el diarioEl Universal, con 8 pautas publicitarias de instituciones estatales.
Incluso, los 32 avisos que se publicaron en Últimas Noticias, El Universal y el Diario Vea, diarios de gestión privada, con sedes en Caracas, superaron las apariciones publicitarias y propagandísticas en los periódicos estatales Ciudad Caracas (9 avisos); y Correo del Orinoco (8 avisos).
Luego de sopesar estas y otras variables, como un análisis de contenido aplicado a los medios que fueron premiados con las pautas publicitarias oficiales, el equipo de periodistas de Ipys Venezuela llegó a la conclusión de que el Estado se vale de la asignación publicitaria para discriminar a la prensa privada con tendencia crítica, fomentar la dependencia y forzar al ejercicio de un periodismo cada vez menos incómodo para el poder.
En síntesis, las instituciones estatales castigan a los diarios que dan cabida a las denuncias ciudadanas y a la crítica contra el gobierno, mientras que sus páginas predilectas para pautar los anuncios publicitarios y propagandísticos son las de la prensa estatal y los medios privados, que mantienen una línea complaciente y se perfilan como pro-oficialistas.

Pensamiento único

 

Un punto de encuentro de los diarios que recibieron pautas publitarias fue el privilegio de las versiones gubernamentales en torno a la situación de alimentos en el país, mientras que se invisibilizaron las denuncias ciudadanas en torno a la escasez de alimentos y a las largas colas (filas) que se hicieron en los supermercados, abastos y mercados de distintas ciudades del país.

 

 

Últimas Noticias tituló «Abastecimiento bate récord», y agregó en el sumario: «El ministro Iván Bello dijo que en el primer mes del año se vendieron 591 toneladas de alimentos, cifra que supera la sumatoria de enero y febrero de 2014». Diario Vea destacó en su gran titular: «Hubo más alimentos en enero que primeros dos meses de 2014».

 

 

Los medios de propiedad estatal titularon con el mismo enfoque: Correo del Orinoco desplegó en su primera página: «El Presidente aprobó más de $ 8 mil millones para importación de alimentos», y como complemento a este titular, «Reinauguraron Abasto Bicentenario de La Vega». Sobre la misma noticia, Ciudad Caracas escribió: «Bicentenario repotenciado».

Capitalistas en revolución

El segundo reportaje, titulado Ámbito Publicidad: Una agencia que capitalizó en “revolución”, recoge los pormenores de una agencia que nació con el objetivo inicial de “ofrecer sus servicios sobre todo lo concerniente a la actividad publicitaria”, como reza el acta de fundación, pero que ha ampliado su radio de acción más allá de comerciales, vallas y afiches promocionales, especialmente para el sector público. Entre sus servicios, se incluyen musicalización, cine, radio, prensa, web, vallas, animación 3D, audiovisuales, postproducción, por mencionar algunas áreas, y entre sus clientes se encuentra el programa La Hojilla, de Mario Silva, en Venezolana de Televisión, el canal del Estado más antiguo de Venezuela. La empresa es contratista de al menos 10 instituciones del Estado, y su capital está vinculado a los círculos de poder oficiales.

Entre 2000 y 2007, Ámbito Publicidad incrementó su capital social 66 veces.Entre sus clientes, destacan Pdvsa, Pdval, Lácteos Los Andes, Autogas, Cadivi, Superliga Bolivariana de béisbol, Hotel Venetur Alba Caracas, Sistema Teleférico «Guaraira Repano», Expo Shangai y Misión Sucre, según el portafolio que muestra su web www.ambitopublicidad.com. Los propietarios fundadores: Gustavo Arreaza, Rubén Hernández Remón y su esposa, Tania Díaz, actual vicepresidenta de la Asamblea Nacional (AN). Eran los productores del Programa La Hojilla, que conducía Mario Silva en uno de los principales canales del Estado.

Lea el reporte completo aquí

Share
Share