Alianza Social por la Salud

Marino Alvarado
Marino Alvarado

MARINO ALVARADO BETANCOURT. El Universal 27.03.14
El pasado 24 de marzo se conformó la Alianza Social por la Salud. En ella participan sindicatos, red de sociedades científicas, estudiantes de medicina, organizaciones no gubernamentales que vienen trabajando el derecho a la salud y comités de personas con distintas patologías. El propósito de la alianza que está abierta a todo el que se encuentre preocupado por la crisis de la salud en el país, es trabajar y exigir se cumpla el mandato de la Constitución que establece la obligación del Estado de garantizar protección de la salud y para ello se requiere un servicio público de calidad.

La Alianza tiene su razón de ser en los artículos 132, 83 y 84 de la Constitución que establecen que es un deber defender los derechos humanos y que en el caso particular de la salud tenemos el deber de participar activamente en su promoción y defensa. Igualmente indica la Constitución que la comunidad organizada tiene el derecho y el deber de participar en la toma de decisiones sobre la planificación, ejecución y control de la política específica en las instituciones públicas de salud.

Que la prestación del servicio de salud en el país está en terapia intensiva es una realidad que nadie puede ocultar. Tan grave es la crisis, que ya en dos oportunidades el presidente Nicolás Maduro ha tenido que reconocer la gravedad de la situación. El 12.12.13 afirmó que los hospitales del país son «una vergüenza», pero sin embargo, no se nota la voluntad política de revertir dicha situación.

Una investigación realizada el 19 de marzo por la organización Médicos por la Salud encontró resultados como estos: en el hospital Domingo Luciani el equipo de hemodinamia está dañado y no hay cateterismo y más de 70 pacientes esperan para que les sean colocados marcapasos. En el hospital Pérez Carreño, Caracas, en el servicio de urología no está en funcionamiento el equipo de eco para la biopsia prostática. En el hospital de Coche el mismo que prometió el 16.02.13 el presidente Nicolás Maduro que en tres meses lo convertiría en hospital modelo no hay sala de hospitalización de toxicología y la sala de medicina interna no funciona. En el Hospital Clínico Universitario de la UCV más de 435 personas esperan por intervenciones cardiovasculares.

La indolencia del gobierno es asombrosa. En el hospital de coche afirma personal de salud de ese centro desde hace un año fue llevado un tomógrafo y no ha sido instalado mientras cientos de personas en su mayoría de bajos recursos tienen que estar pagando en clínicas privadas para la realización de las tomografías. En el hospital materno infantil de Caricuao Pastor Oropeza existe un mamógrafo desde hace 10 años que nunca ha sido puesto en funcionamiento.

Hace pocos meses se incineraron nuevamente miles de toneladas de medicinas vencidas. Ya en 2010 la Contraloría General de la República había llamado la atención sobre la pérdida de medicinas pues ese año constató como se lanzaron al basurero miles de medicamentos que se dejaron vencer o se deterioraron. Y la situación se repite cada año mientras escasean las medicinas en los centros públicos de salud. Cuántas vidas pudieron haberse salvado si esas medicinas en lugar de terminar en un basurero hubiesen llegado a las personas que los requerían.

No sólo todo lo referente a atender las enfermedades está en crisis sino también las políticas preventivas. Según el boletín epidemiológico numero 11 con datos de la semana del 09 al 15 de marzo hubo 1389 casos de malaria en el país. El acumulado de casos para esa enfermedad en lo que va de año es de 15.003 casos. Además se diagnosticaron 998 casos de dengue y en estos tres primeros meses se contabilizan 16.488 casos. Las cifras en sí mismas indican cómo no hay políticas adecuadas en materia preventiva en enfermedades que son relativamente fáciles de prevenir.

Esta crisis de la salud solo será resuelta si la población se moviliza y exige a los responsables adopten de urgencia medidas adecuadas. Si además obligamos a esos funcionarios que se aparten por un momento de la prepotencia con la que gobiernan y escuchan propuestas de las organizaciones sociales. Tú, que ya eres una víctima del problema, puedes ser parte de la solución.

@marinoalvarado

coordinacion.general@derechos.org.ve

Share
Share