Noticias

Front Line Defenders: Campaña difamatoria en contra el defensor de derechos humanos el Sr Humberto Prado Sifontes y detención arbitraria del Sr Inti Rodriguez

14 Febrero 2014

El 13 de febrero de 2014 el defensor de derechos humanos el Sr Humberto Prado Sifontes fue objeto de una campaña de difamación por parte del Ministro de Justicia y del Interior venezolano, el Gral. Miguel Rodríguez Torres. El día anterior a las 9.30pm, otro defensor de derechos humanos, el Sr Inti Rodríguez fue detenido arbitrariamente y físicamente agredido por parte de cuerpos de seguridad, presuntamente pertenecientes al Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional – SEBIN y agrupaciones parapoliciales del oeste de Caracas.

Humberto Prado Sifontes es el Coordinador General del Observatorio Venezolano de Prisiones – OVP, que documenta casos de violaciones y abusos en contra de las personas detenidas en Venezuela y promueve el respeto de sus derechos. Inti Rodríguez es coordinador de medios del Programa Venezolano de Educación y Acción en derechos humanos – PROVEA, organización que trabaja para mejorar y desarrollar programas en la defensa de los derechos humanos.

El 13 de febrero al mediodía el Ministro de Justicia y del Interior, el Gral Miguel Rodriguez Torres en alocución ministerial señaló no sólo que el defensor Humberto Prado Sifontes fuera parte de un plan de conspiración desde el año 2010, sino también de un plan para desestabilizar las cárceles venezolanas, además de haber incurrido en los últimos actos de violencia en el país. El 19 y 30 de marzo de 2012 el defensor estuvo presente en el 144 Periodo de Sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos – CIDH. Mas tarde, el 20 y 31 de marzo, fue invitado por “Plan País” evento organizado por las universidades de
Washington y George Washington, como académico proponiendo soluciones a las principales problemáticas del paí
s
.

El 12 de febrero en horas de la tarde, miembros de PROVEA denunciaron las violaciones que ocurrían en el mismo día durante las marchas estudiantiles, donde al menos tres personas murieron y más de 60 resultaron heridas. A las 9.30pm a la salida del Metro Agua Salud, en un retén policial hombres civiles armados que se identificaron como miembros del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional – SEBIN y agrupaciones parapoliciales del oeste de Caracas arrestaron arbitrariamente a Inti Rodríguez. Estos lo llevaron hacia otro sector, donde aproximadamente unas 20 personas vestidas de negro lo interrogaron y golpearon, robándole sus pertenencias para finalmente abandonarlo en las calles de Caracas, después de haberle amenazado a él y su familia si denunciaba.

Front Line expresó su preocupación anteriormente ante las campañas de difamación en contra de Humberto Prado en mayo 2013 y en abril 2013. Así mismo Front Line Defenders reportó las difamaciones en contra de PROVEA el 19 de abril 2013.

Las evidencias demuestran que los actos de intimidación en contra de Humberto Prado Sifontes y las agresiones y amenazas contra Inti Rodrigues tienen relación directa con su labor en defensa de los derechos humanos en Venezuela. Front Line manifiesta su preocupación por la integridad física y psicológica de los defensores de derechos humanos y sus familias.

Front Line Defenders insta a las autoridades venezolanas a que:

1. Tomen todas las medidas necesarias para garantizar en todo momento la integridad física y psicológica de los defensores de derechos humanos Humberto Prado Sifontes y Inti Rodríguez y sus respectivas familias;

2. Inicien una investigación inmediata, exhaustiva e imparcial sobre la detención arbitraria y las agresiones físicas en contra de Inti Rodiguez con el fin de identificar a los responsables, llevarlos ante la justicia en conformidad con los estándares internacionales;

3. Aseguren que todos los defensores y defensoras de derechos humanos en Venezuela, desarrollando sus actividades legítimas en defensa de los derechos humanos, puedan operar libremente sin miedo a restricciones ni represalias, incluso la intimidación, violencia física y desalojos forzados.