En enero de 2021 hubo 79 actos de persecución contra personas, medios de comunicación y organizaciones en Venezuela

Comienza el año 2021 y la criminalización y persecución política en Venezuela se agudiza. Toda persona que se manifieste o sea considerada como disidente al régimen de Nicolás Maduro, es víctima de violaciones sistemáticas a sus derechos humanos a través de amenazas, estigmatizaciones, censuras, detenciones arbitrarias, allanamientos irregulares, tratos crueles e inhumanos, entre otros.

Desde el año 2014 desde el Centro de Justicia y Paz (Cepaz) hemos sido consecuentes en la documentación y denuncia de la persecución política y la criminalización en Venezuela. En este periodo hemos documentado múltiples casos de violaciones a los derechos humanos a través de prácticas de persecución y criminalización ejercidas por el régimen venezolano y que por la manera sistemática, continuada y masiva en la cual se ha desarrollado, nos ha permitido identificarlos como patrones.

Ahora bien, frente a una política de Estado que parece encaminada a la agudización de la aplicación de estos patrones, hemos decidido llevar a cabo un monitoreo mensual, presentando en esta oportunidad los resultados de la investigación y documentación del periodo que comprende desde el 1 de enero de 2021 hasta el 31 de enero de 2021.

En enero del año 2021, hemos registrado un total de 79 hechos que constituyen un acto de persecución o criminalización por parte del régimen de Nicolás Maduro contra personas, medios de comunicación y organizaciones. De manera disgregada registramos:  20 ataques directos contra periodistas y medios de comunicación, 14 organizaciones de la sociedad civil víctimas de la criminalización, 45 diputados de la Asamblea Nacional electa en el año 2015 a través del voto de la población fueron perseguidos políticamente.

De las 79 víctimas de persecución registradas en enero de 2021, destacamos que uno de los casos fue contra una mujer hostigada y amenazada por redes sociales. Sin embargo, subrayamos la imposibilidad de determinar cuántas mujeres fueron despedidas de su puesto de trabajo en el parlamento y cuántas diputadas le han impuesto una medida cautelar en estos actos de persecución colectiva ejercidos por el régimen.

La censura se agudiza

Las cifras son alarmantes, al menos cada 36 horas ocurre un ataque contra la libertad de expresión y de prensa, amenazando y cerrando espacios de información, comunicación y difusión, por lo que el país cada día se encuentra en un entorno de mayor censura.

Durante el primer mes del año hemos registrado al menos 20 ataques a la libertad de prensa en Venezuela, 7 casos de amenazas, un caso de impedimento del libre tránsito, un allanamiento con incautación de equipos de trabajo, 2 ataques a portales web7 actos de criminalización a la cooperación internacional, un cierre de un programa radial y una clausura temporal a un medio de información.

Organizaciones de la sociedad civil criminalizadas

Durante el primer mes del año hemos registrado 5 detenciones arbitrarias, un allanamiento irregular, una amenaza haciendo uso del canal de televisión del Estado, y un caso de criminalización a la cooperación internacional en la que se vieron involucradas al menos 7 organizaciones de la sociedad civil.

Aumenta la persecución a través de la nueva Asamblea Nacional oficialista

Durante el mes de enero hemos registrado el despido injustificado de los trabajadores de la Asamblea Nacional electa en el año 2015, la creación de una Comisión de la Verdad y reformas legales con el fin único de perseguir a la disidencia, así como la imposición de medidas cautelares de prohibición de salida del país contra 43 diputados, la detención arbitraria de un diputado, y 2 actos de amenaza y estigmatización contra dirigentes políticos.

Un llamado de alerta

Advertimos que el registro de casos documentados no constituye necesariamente la totalidad de actos de persecución y criminalización ocurridos durante el mes de enero, pero si demuestran que no son hechos aislados y que por el contrario constituyen un patrón de represión, persecución y criminalización contra toda persona, u organización, que pueda ser considerada un obstáculo en la política de Estado encaminada a la perpetuación en el poder del régimen de Nicolás Maduro.

El año 2021 comienza con un fuerte patrón de persecución y criminalización que afecta directamente a  periodistas, medios de comunicación, organizaciones de la sociedad civil y a dirigentes políticos, pero del cual en definitiva es víctima toda la población, a quienes le coartan el derecho humano a estar informado, a la defensa de sus derechos humanos, y a la participación indirecta en los asuntos públicos de un país.

En tal sentido, desde Cepaz, con este monitoreo hacemos un llamado de alerta ante esta grave situación de violaciones masivas y generalizadas de los derechos humanos, exigimos el fin de la persecución y criminalización a quienes desde distintos espacios ejercen su labor legítima, e insistimos en la necesidad del fortalecimiento de la acción internacional que ponga fin a la crisis venezolana.

Consulta el Monitoreo de Persecución Enero 2021 completo aquí

Share
Share
Aumentar/Disminuir Fuente